Saltear al contenido principal
Consejos Para Viajar Con Tu Mascota Perro O Gato

Son muchas las familias que viajan tanto en época de vacaciones como en fines de semana o incluso, en salidas imprevistas. Aunque cada vez hay más lugares donde dejan que nuestros animales de compañía estén con nosotros, no siempre nos los podremos llevar. Viajar con mascotas requiere responsabilidad.

Si nuestra mascota no nos puede acompañar, tendremos que cuidar de que esté lo mejor atendido en nuestra ausencia, a cargo de un familiar, canguro o en residencia. Será importante prevenir con tiempo ya que en épocas de mucha demanda las residencias suelen estar llenas.

Si por el contrario, nuestro peludo sí puede venir con nosotros, tendremos que hacer una buena organización para tener en cuenta algunos aspectos relevantes y poder evitar posibles inconvenientes que puedan surgir. 

Los gatos, por ejemplo, no son muy amigos de los viajes, pero si no hay otra opción deberá seguir una serie de pautas que garanticen su máximo bienestar. Los cambios de ubicación provocan en los felinos un estado de estrés y ansiedad causado por el abandono de aquellas zonas que se encuentran impregnadas con sus feromonas. Por ello, es muy importante informarse bien en su clínica veterinaria de confianza, ya que ellos allí es donde le podrán proporcionar herramientas y consejos como: evitardar de comer al animal, utilizar feromonas antiestrés, realizar paradas o interactuar con el felino durante el trayecto.

Gossos dins maleter obert

 

Documentación de las mascotas para viajar

Los documentos que se necesitan tanto si nuestro destino es nacional como internacional, son principalmente dos:

  1. Pasaporte del animal doméstico. Recordar coger siempre esta documentación cuando se tenga la intención de viajar fuera de su país. El pasaporte debe ser tramitado por el veterinario (se recomienda coger cita previa).
  2. Cartilla Sanitaria. En esta cartilla consta información sobre las vacunas recibidas (incluyendo la rabia), la desparasitación y el microchip. En muchos casos, para viajar, se pide un certificado del buen estado de salud del animal. Éste también puede solicitarlo en su centro veterinario de confianza.

 

Recomendaciones y prevenciones

En coche

  • La acomodación del animal es importante. Tendremos que saber que deberá existir siempre una limitación física entre el conductor y el animal. Se puede utilizar para el trayecto un transportín que esté fijado al cinturón de seguridad o anclajes ISO-FIX del vehículo. En caso de que su mascota viaje desatado en el maletero, deberá haber una separación de seguridad con los pasajeros mediante una reja o un transportín rígido para que en caso de accidente esté más protegido.
  • Hacer descansos para cubrir sus necesidades y ofrecerle agua de vez en cuando.
  • Si nos viéramos obligados a dejar momentáneamente a nuestra mascota dentro del vehículo, debemos buscar sombra y abrir las ventanas. Desgraciadamente hay muchos animales que mueren a consecuencia de golpes de calor, por eso hay que vigilar sobre todo en las horas más calurosas e intentar evitar que estén solos.
  • Será aconsejable que la mascota no esté con la cabeza por fuera de la ventanilla, podría favorecer la producción de conjuntivitis u otitis o ser golpeado con cualquier obstáculo.

En barco, avión o tren

  • Hay que informarse de la autorización previa que requieren las compañías navales, aéreas o de tren. Las compañías les proporcionarán la información de las normas legales y condiciones para poder transportar a su mascota. Hay que tener en cuenta que cada uno tiene sus normativas. La compañía se reserva el derecho de cobrar una tarifa por la mascota. Los perros guía o de asistencia pueden viajar con el propietario siempre que estén debidamente identificados.
  • Si el viaje es en avión, debe llamar a la compañía aérea para saber las medidas del transportín, en caso de que no viaje a su lado.
  • Si viaja en tren de cercanías, no es necesaria una jaula de transporte pero sí correa y bozal. Sí que se exigirá transportín en caso de que el trayecto sea de media o larga distancia.

 

Mascota viajando al volante de coche negro

 

En caso de que su mascota sufra mareos o vómitos, incluso si no ha hecho ningún viaje largo o que muestre signos de nerviosismo, excitación y babeo, consulte con su veterinario. Éste te informará sobre productos que pueden ayudar a que los animales estén más tranquilos y así poder facilitar el viaje a todos sus acompañantes. 

Autora del post: Vanessa Güixens, auxiliar veterinaria

Royal Canin

Colaboramos con DADA
(Defensa de los Animales de Arenys de Mar)

logo-defensa-dels-animals-arenys-de-mar
Volver arriba